Tecnología “BUBBLE FILM” de evaporadores de aguas residuales de vertido cero

Descripción:

EL sistema de evaporadores de aguas residuales de vertido cero, concebido para resolver in-situ el problema provocado por los residuos generados por las aguas residuales de los procesos productivos, especialmente aquellas provenientes de procesos de DESENGRASE o de EMULSIONES AGOTADAS.

Estos evaporadores de aguas residuales de vertido cero están concebidos para trabajar de forma continua (24 horas), como equipo central de recuperación de todas las aguas residuales, o bien, junto a otra máquina que se desea mantener libre de residuos durante su tiempo de trabajo.

Por su singular tecnología, las aguas depuradas obtenidas pueden ser aprovechadas para otros procesos (vertido cero).

La obtención de concentrados varía en función de su porcentaje en el fluido original. Para aguas de desengrase que contienen entre un 1-3% de aceite, los concentrados varían entre un 2,5-5%.

Este evaporador de aguas residuales de vertido cero está concebido como un evaporador de tecnología única que incorpora propiedades físicas en una utilización conjunta:

  1. Evaporación natural no forzada por aire conducido.
  2. Condensación de vapores en cámara cerrada.

De esta forma nos aprovechamos del ahorro de energía que suponen la evaporación natural forzada y la condensación, y permite importantes ahorros energéticos ya que la demanda energética para el cambio de fase del agua de líquido a gas es muy alta.

Este evaporador de aguas residuales de vertido cero basa su funcionamiento en las propiedades físicas de la mezcla aire y vapor de agua. Para el cálculo de su funcionamiento se trabaja con las curvas psicométricas de la mezcla de aire y vapor de agua.

Sin embargo la gran novedad que incorporan estos evaporadores de aguas residuales de vertido cero es la de producir la evaporación de las aguas residuales a temperaturas inferiores a la de ebullición mediante una corriente de aire conducido caliente, que actúa como vehículo de carga y descarga de los vapores de agua. Como las temperaturas de transporte del aire conducido están entre 80-90ºC, no se da la oportunidad de que los vapores de volátiles se evaporen y condensen.

Esta propiedad de estos evaporadores de aguas residuales de vertido cero permite que las aguas destiladas estén prácticamente libres de volátiles condensados y con unos valores de aceite y DQO realmente bajos.

Características técnicas

El evaporador de aguas residuales de vertio cero se compone de los siguientes elementos (Según los modelos):

evaporadores-de-aguas-residuales-de-vertido-cero
  1. Depósito de evaporación compuesto por:
    1. Depósito propiamente dicho en acero inoxidable.
    2. Elementos calefactores en acero inoxidable.
    3. Niveles de máximo, mínimo y mínimo de seguridad de vibracion en acero inoxidable.
    4. Controles de temperatura en acero inoxidable.
  2. Turbina de canal lateral conductora del aire evaporador
  3. Radiador de refrigeración por aire forzado exterior.
  4. Estructura metálica de soporte en acero inoxidable.
  5. Cuadro eléctrico de control.
  6. Control de proceso por PLC con mando desde pantalla de teclado táctil de iconos.
  7. Termostatos digital.
  8. Sistema volumétrico o temporizado de adición de productos químicos.
  9. Sistema de evacuación automático.
  10. Sistema de succión automático.
  11. Sistema de limpieza de deposito y niveles automáticos.
  12. Funcionamiento automático, 24 horas/día, 7 días/semana en
    función del de depósito de aguas a depurar, aguas depuradas
    y residuo generado

Proceso de evaporación por circulación de aire conducido con evaporadores de aguas residuales de vertido cero.

El evaporador de aguas residuales de vertido cero toma aire del exterior por succión de la turbina de canal lateral. Este aire pasa a través del líquido a depurar que previamente hemos introducido en el depósito de evaporación. Como operación adicional y para favorecer la acción evaporadora del aire conducido, se calienta el líquido hasta una temperatura de 85ºC. Los caudales de aire varían de 0,8 a 1,2 m3N/min.

Este aire que viene del exterior a una temperatura de unos 20ºC y 60% de humedad relativa, sufre un incremento de energía de aproximadamente unos 150 Kj/Kg de aire seco, lo que lo lleva a una temperatura aproximada de 80-90ºC y 28% de humedad relativa.

Para obtener el condensado del vapor de agua tomado de la cuba de evaporación se procede al enfriamiento del aire conducido. Para esto se disponen de un radiador de refrigeración por circulación de aire exterior movido por un ventilador. Este elemento enfría el aire saliente, mediante la acción de un ventilador, que mueve un caudal de aire exterior a través de las celdas del radiador.

Estas eficiencias energéticas se obtienen ya que el aire conducido saliente no se deja perder sino que puede hacerse recircular de nuevo para no perder energía.